Decenas de buques esperan frente a puertos de Los Ángeles y Long Beach


Decenas de buques esperan frente a puertos de Los Ángeles y Long Beach


Por: Liliana García


De acuerdo con los reportes, son más de 40 portacontenedores inactivos en dos de los principales puertos en la costa oeste de Estados Unidos, convirtiéndose poco a poco en una avalancha de importaciones y atascos en las redes logísticas nacionales, afectando operaciones en una de las puertas comerciales más grandes de Estados Unidos y para la logística marítima.


Según los expertos, esta situación tiene como antecedente el cierre de puertos en China y el aumento de los embotellamientos intermodales en el país americano.


Por su parte, los proveedores ferroviarios estadounidenses han medido el tráfico ferroviario intermodal con el fin de corregir la congestión de las terminales, sobre todo en las rampas del Medio Oeste de Estados Unidos.


Este estancamiento es resultado de la escasez de mano de obra, interrupciones relacionadas con el COVID-19 y los aumentos repentinos de las compras navideñas, provocando un aumento de tiempo de espera de cero y 1 días a 7.6 días.


"Parte del problema es que los barcos duplican o triplican el tamaño (a comparación) de los barcos que veíamos hace 10 o 15 años tardando más en descargarse (por lo que) se necesitan más camiones, más trenes, más almacenes para colocar la carga...”, dijo Kip Louttit, director ejecutivo de Marine Exchange of Southern California.

Esta problemática eleva las complicaciones en las demoras y los costos de envío, sumando una situación de tensión en estos dos puertos, ya que representan alrededor de un tercio de las importaciones estadounidenses y sirven como una fuente principal de comercio con China.


Desafortunadamente esta problemática se produce durante uno de los meses más activos comercialmente hablando, entre Estados Unidos y China, ya que los minoristas compran con anticipación a las vacaciones de del país norteamericano y la Semana Dorada de China.


"A pesar de los niveles récord de barcos en el puerto y fondeados y en áreas de deriva, el Sistema de Transporte Marítimo en Los Ángeles y Long Beach sigue siendo seguro, confiable y ambientalmente racional, aunque no es tan eficiente como debería debido a los protocolos COVID en estos Tiempos inciertos e inestables, y niveles récord de carga", comunicó la Bolsa Marítima del Sur de California.

Por otro lado, Tom Boyd, portavoz de Maersk, empresa dedicada a los negocios internacionales, mencionó, “... No hay nadie a quien culpar de esto, no tenemos una capacidad ilimitada de barcos, vagones o camiones en la cadena de suministro, por lo que los grandes volúmenes de carga que están llegando cada semana han desacelerado el sistema...”.



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
MicrosoftTeams-image_edited.png