El corredor T-MEC: todo listo para su construcción

Desde el pasado 30 de noviembre del 2018, tras haberse firmado el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEX), los gobiernos de estos tres países comenzaron a diversificar sus beneficios y uno de los proyectos más ambiciosos era la creación de un corredor portuario y ferroviario que conectara toda la región de América del Norte.

Fue así que en marzo del año pasado la empresa Caxxor, líder en el sector de infraestructura y quien está a cargo del proyecto, presentó el plan maestro donde incluía más de mil kilómetros de vías terrestres, así como la rehabilitación de 167 kilómetros ferrocarrileros, aeropuertos y centros industriales y logísticos.

“Lo que tiene que ver con el ferrocarril seguramente lo veremos hasta el próximo año. Lo que tiene que ver con los parques industriales y el puerto, lo veremos desde este mismo año”, mencionó Carlos Ortiz, presidente ejecutivo de Caxxor

Beneficios del corredor T-MEC

Desde Sinaloa, el corredor conectará con Durango, Monterrey, Dallas y Chicago, buscando una mayor conexión con la costa Este de Estados Unidos y los centros logísticos canadienses, así como ampliar los mercados hacia el Centro y Sudamérica, y atraer empresas estadounidenses establecidas en Asia y otras más que busquen establecerse en la región.

Este proyecto se suma a las demás ventajas del T-MEC para el comercio internacional como lo son las negociaciones agrícolas abiertas, regulación preventiva y de desarrollo, novedosas regulaciones digitales, acceso preferente a uno de los mercados más poderosos y mejor competitividad para el crecimiento del país.

Todo listo para su construcción

En total se prevé que dicha construcción requiera una inversión de poco más de 900 millones de dólares y contemplada en cinco etapas, en donde se estima que el primer avance de la obra esté lista para 2024 con una inversión de 3 mil 300 millones de dólares.

Las etapas siguientes contemplan la construcción un nuevo y moderno puerto flotante en Mazatlán; la línea ferroviaria de 180km Durango-Mazatlán; y cuatro parques industriales, dos de los cuales se construirán en Coahuila y los otros en Durango.

Carlos Ortíz explicó que a pesar de que la idea originar era solo abrir nuevos canales comerciales hacia Asia, a medida que avanzaba la planificación, se dieron cuenta que los centros logísticos y el proyecto Durango-Mazatlán jugaba un papel fundamental para crear un conjunto estructurado.

“Si no hacemos toda esta familia de infraestructuras es un proyecto que pierde sentido… Y si todo sale según lo planeado junto con los permisos a tiempo, el grupo podría comenzar la construcción de la línea férrea en septiembre de este año”, aseveró Ortiz.
18 visualizaciones0 comentarios
MicrosoftTeams-image_edited.png