Mujeres dentro de la industria logística.


Cada 8 de marzo, se conmemora el Día de la Mujer en todo el mundo, con el fin de reconocer la contribución de las mujeres y niñas en la lucha por la participación en temas de igualdad de condiciones sociales, económicos, políticos y ambientales.


Mujeres en la industria

Si bien la logística está en pleno auge debido a la implementación de nuevas tecnologías, al crecimiento del e-commerce y la necesidad mundial de agilizar procesos, la barrera para que las mujeres ganen peso en este sector, sigue siendo alta.

De acuerdo con la Encuesta Mujeres en Supply Chain de la consultora Gartner, realizada en alianza con la organización AWESOME (Achieving Women’s Excellence in Supply Chain Operations, Management and Education), mostró que en 2021, tan solo el 41% de la fuerza laboral en la industria de cadena de suministro son mujeres.

Pero para poder cambiar esta visión y evolucionar hacia la equidad, es importante conocer el papel que tiene la logística en la cadena de suministro, para así fomentar el interés económico y laboral con el fin de conocer la gran amplitud de empleos para cualquier persona.

Uno de los datos más relevantes en este tema, es el desinterés de este sector para el género femenino, mismo que proviene por la etiqueta que aún se tiene “como una industria masculina”, ya que siempre se le ha relacionado con el trabajo físico, aunque hoy gracias a las nuevas tecnologías, la visión está en constante avance, disminuyendo poco a poco la barrera de entradas del sector femenino.

De hecho, la incorporación de la mujer en el sector logístico, según la consultoría LDM, permite mejorar la competencia profesional del sector, además de incorporarlo de habilidades organizadas, resolutivas y de trabajo por objetivos, con un punto de vista que antes no se tenía.

Desafíos actuales en la logística

Asimismo, las mujeres también tienen algo más de qué sorprenderse, ya que según datos de las estadísticas sobre el liderazgo femenino en la industria logística:


Y por su parte, el INEGI en 2019 mostró que, del cien por ciento de las mujeres laboralmente activas, solo el 4.3% están en el transporte ferrocarril, 11.4% en el autotransporte de carga y en una mejor perspectiva está el transporte aéreo con un 36.4%.

Pese a estas cifras que se leen alentadoras, la realidad es que algunos de los desafíos con los que se encuentra el sector femenino a la hora de querer ingresar a esta industria pueden variar, pero generalmente son:

  • Convencer a los tomadores de decisiones que las mujeres son capaces de hacer las cosas y generar eficiencias mediante soluciones disruptivas.

  • Falta de confianza y de reconocimiento.

  • El trabajo operativo en la logística, suele ser muy demandante, pero las mujeres están tirando la creencia de que no se puede equilibrar con las labores del hogar y la maternidad.

  • Se suele confundir una personalidad bien definida y carácter, con agresividad, lo que provoca que las mujeres tengan que eliminar esta percepción errónea y evidenciar que para dirigir un equipo se necesita recorrer el camino con seguridad.

  • Los techos de cristal que enmarcan a las mujeres de esta industria.

Visión a futuro

La búsqueda de la diversidad de género en la industria es crucial.

“Las organizaciones que atraigan, retengan, involucren y promuevan a la otra mitad de la población mejor que sus competidores, serán las que tengan avances concretos”, consultora Gartner

Y además hay otra razón para sumarse a esta tendencia, ya que según la consultora McKinsey, aquellas compañías que promuevan la diversidad de género, serán un 21% más propensas a superar su rentabilidad y obtendrán un 27% más probabilidad de que su generación de valor sea mayor.

Mientras que aquellas empresas que no sigan la tendencia estarían un 29% más expuestas a que su rentabilidad se encuentre por debajo del promedio.

13 visualizaciones0 comentarios
MicrosoftTeams-image_edited.png