top of page

China restringe exportaciones de galio y germanio a Estados Unidos

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, iniciada en 2018, ha tomado un nuevo giro en la exportación de semiconductores. Recientemente, el gobierno estadounidense limitó el acceso de China a chips de procesadores y otras tecnologías y justificó la acción como medida de seguridad. No paró ahí: convenció a Holanda y a Japón de limitar sus exportaciones a China. Esto obviamente molestó a China, quien asegura que no quería continuar la guerra comercial. Sin embargo, respondió a las medidas de nuestro vecino del norte.


Los chips para computadoras, teléfonos y automóviles utilizan, entre otras cosas, dos metales: el galio y el germanio. China produce el 80% del galio y el 60% del germanio en el mundo; las restricciones impuestas afectan hondamente la producción internacional de chips. Ambos metales también se utilizan en la fabricación de paneles solares y equipo militar. ¿En qué consisten las restricciones? A partir del primero de agosto de este año China tomó el control de la exportación de ambos metales. Ahora será necesario obtener una licencia especial y entregar información. China, a su vez, justifica esto como una medida para salvaguardar la seguridad nacional.


El embajador, Xie Feng, ha criticado, en repetidas veces, las represalias estadounidenses. Durante el Foro de Seguridad de Aspen opinó que la definición de competencia que tiene Estados Unidos es, en definitiva, poco justa y que China no puede quedarse con los brazos cruzados. La medida es, sin duda alguna, un golpe bastante fuerte para la industria de microchips. Sin embargo, existen sustitutos para ambos metales; de igual manera, hay algunas instalaciones de minería fuera de China para subsanar la situación. El plan occidental es dejar de depender tanto de Asia para la producción tecnológica. Esta solución no es inmediata: la diversificación de las cadenas de suministro y la adquisición de habilidades para la extracción de metales son procesos que necesitan varios años para desarrollarse de manera significativa.


Seguramente habrá varios intentos para contrarrestar las acciones de cada una de las partes. Este tipo de estrategias se conocen como nacionalismo de recursos, y ocurre cuando cuando los gobiernos retienen materiales importantes para la producción de otras mercancías, cruciales para otros países, y así ejercer presión. Esto va en contra de las ideas actuales sobre la globalización de los mercados. Deben existir otro tipo de acuerdos que no afecten la cadena de suministro internacional. Estaremos atentos a las noticias sobre la guerra comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China para informarles sobre cambios y soluciones.

143 visualizaciones0 comentarios

Comments


MicrosoftTeams-image_edited.png
bottom of page