top of page

Estados Unidos con la mirada fija en China

En los últimos meses, Estados Unidos ha mostrado una creciente preocupación por el dominio de la influencia China en las cadenas de suministro internacionales. Esto se debe a la inversión china en la construcción de infraestructura para transporte y logística, lo que ha elevado el posicionamiento del país como centro de comercio global. No es el único giro que le interesa: las tecnologías avanzadas, como la inteligencia artificial y la robótica, también son parte de su agenda. Nuestro vecino del norte ha reaccionado a esta amenaza, como ellos la nombran, con distintas medidas.


Toda la situación se agravaría si China logra invadir Taiwán exitosamente: puedes leer sobre esto en nuestro blog. En resumen, Taiwán es líder mundial en producción de semiconductores. China ya domina varios mercados: paneles solares, productos farmacéuticos, manufactura de varios productos, baterías y algunos minerales. Las medidas que está tomando Estados Unidos están centradas en una sola cosa: depender lo menos posible de las importaciones chinas.


Sin embargo, la estrategia China es muy fuerte. El plan Made in China 2025 se basa en los 10 sectores estratégicos en los que el país quiere aumentar su participación. Estados Unidos, por su parte, ha incrementado de manera exponencial su vigilancia sobre todos los movimientos de China en Latinoamérica, desde las relaciones diplomáticas, hasta las comerciales. De cierta forma, ambos países desean lo mismo: todo el plan de China consiste en contrarrestar el liderazgo que tiene Estados Unidos a nivel global.

Esta competencia sólo sigue creciendo. Aún no podemos predecir qué es lo que va a pasar o cómo responderán los otros países ante situaciones como la vigilancia constante. Estaremos atentos a los cambios en las estrategias de ambos y su impacto en la cadena de suministros.

26 visualizaciones0 comentarios

Comments


MicrosoftTeams-image_edited.png
bottom of page