top of page

La logística de Santa Claus: ¿cómo llega la navidad a todo el mundo?

La navidad es una época en donde los recuerdos, la familia, la comida y los adornos, crean en conjunto un ambiente de esperanza, paz y amor.


Muchos tenemos gratos recuerdos de Santa Claus o de los Reyes Magos, pero detrás de la magia ¿alguna vez te has preguntado si realmente existía aquel hombre que bajaba por la chimenea y dejaba regalos increíbles?


La magia existe desde pensar que al despertar tus regalos estarán debajo de tu arbolito de navidad, pero hagamos realidad el viaje de Santa Claus.


En diciembre siempre hay un objetivo: cumplir los sueños de los niños, donde Santa es el único encargado de entregar a la mayor cantidad posible de niños en el mundo el juguete que pidieron de navidad.


Para que el señor Claus pueda entregar todos los juguetes de millones de niños la noche del 24 de diciembre, lo primero que debe de saber en dónde se localizan los niños, después qué van a pedir: ropa, juguetes, tabletas, teléfonos, videojuegos, bicicletas, muñecas o balones; para esto Santa tuvo que se muy precavido desde meses atrás, quien con ayuda de sus miles de duendes en su fábrica ha pronosticado lo que necesitará para esta noche tan especial.


Después de saber qué necesitará y prever los regalos, tiene que pensar donde comprar las materias primas, es decir buscar proveedores alrededor de los meses de mayo y junio; para así negociar precios y fabricación entre agosto y septiembre.


Pero ¿Santa lo logra solo?


¡Claro que no! Su fiel amigo y ayudante Rodolfo y su equipo de renos pasan a la siguiente fase de este proceso logístico: la distribución.


Rodolfo y los demás renos coordinan un meticuloso plan de distribución para que cada niño reciba lo que pidió, logrando así que la navidad llegue a todas las casas del mundo, sin errores, rápida eficaz.

Pero un paso antes es recibir las peticiones de aquellos niños emocionados por sus regalos: las cartas.


Para este proceso Santa tiene a todo un ejército de duendes capacitados y bien enfocados en recibir todas y cada una de estas cartas, porque cualquier error en un inicio podría costarle la felicidad e ilusión de un pequeño.


Con todo esto en marcha Santa Claus, sus renos y sus miles de duendes pueden hacer que la magia de la navidad se haga realidad en la noche del 24 de diciembre y la felicidad de todos los niños del mundo se vea y escuche en las risas la mañana del 25.


¡Feliz navidad!

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
MicrosoftTeams-image_edited.png
bottom of page