top of page

Producción de maíz en México atraviesa un complicado panorama

La perspectiva para los productores de maíz en México en 2024 presenta desafíos significativos, como lo habíamos mencionado recientemente en el blog.


Aunque el país logró un récord en las importaciones de maíz desde Estados Unidos el año pasado, la demanda no es suficiente para contrarrestar la caída de los precios en el mercado internacional.


Varios factores, como la intensa competencia de los países sudamericanos, la abundante oferta estadounidense, un tipo de cambio sólido y los elevados costos de producción, han afectado a los productores mexicanos, dejándolos con márgenes ajustados. 


La situación se complica aún más con las elecciones presidenciales tanto en Estados Unidos como en México.


Durante 2023, el precio del maíz en la Bolsa de Chicago cayó un 20.35%, impactando a los productores de maíz en Sinaloa que utilizan este mercado como referencia. En lo que va de 2024, la tendencia a la baja persiste, con una disminución del 6.17% en el precio del maíz.


El año pasado, los mercados estuvieron atentos a una política monetaria restrictiva, donde los principales bancos centrales elevaron las tasas de interés para contener la inflación. 


Aunque México logró un récord en las importaciones de maíz desde Estados Unidos, la incapacidad para satisfacer la demanda de China afecta a los agricultores mexicanos, especialmente cuando el peso mexicano se fortalece, disminuyendo su rentabilidad.


En la actualidad, los mercados siguen de cerca el clima en Sudamérica y su impacto en los cultivos.


Sin embargo, la falta de apoyo para los agricultores en México, así como con la terminación de esquemas de comercialización y apoyos para coberturas de precios, genera un panorama complicado, caracterizado por la constante volatilidad de precios.


7 visualizaciones0 comentarios

Comments


MicrosoftTeams-image_edited.png
bottom of page